viernes

mi hija



Mi hija sube a la escalera 


Subida  a la escalera ella proclama:
¡Estoy en la cima del mundo!
Y uno quisiera estar
junto a ella encaramado,
entonces, desde el llano, manifiesta:
¡Es cierto, es cierto, es cierto!
Y el resto se lo calla.
¿El resto qué diría, si decir se pudiera?
Saludos de mi parte al nudo de los vientos,
a la inocencia, al horno de las nubes,
al sitio en donde caen las estrellas,
a los ángeles,
y a todo lo que ves y yo no veo.
Y a todo lo que ves y yo veía.



R. Malatesta

foto: Cora con la mascota de su abuela Lili, Lola

No hay comentarios:

Publicar un comentario

bien aquí o en el más allá
sos alma de diamante