sábado

cumpleaños





Laburando con mi hija dormida en brazos, pienso: mañana cumple dos años y todo lo que puede cambiar un adulto y todo lo que puede crecer un bebé en ese tiempo. cuánta sabiduría real, Cora, trajiste a nuestras vidas, una saber antiguo pegado a las emociones y al amor profundo, con qué intensidad cambiaste nuestra percepción del mundo y de las personas. 
mi papá, polaco duro, me mandó un mensajito de texto cuando yo más lo necesitaba y me sentía indefensa: "siempre estaré contigo. te quiero mucho" y estas palabras sencillas son las que hoy te digo a vos, Cora. 
gracias hija por enseñarme tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

bien aquí o en el más allá
sos alma de diamante