viernes

la hija esperada





Cora se tira sola del tobogán y cierra los ojitos, le da de comer a la muñeca, la abraza, la duerme. Se ríe fuerte, se sonríe, señala, nos besa. Dice papá, árbol, pez.
Cora es Cora, única y amada. Juega con su hermana. Duerme, pasea, llora como cualquier nena. Cora tiene síndrome de Down pero eso es sólo una parte del universo que ella es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

bien aquí o en el más allá
sos alma de diamante