viernes

decálogo



1. Respirar profundo, llorar todo lo que se quiera y pueda hasta sacar esa tristeza del cuerpo (vivir y superar el duelo).

2. Empezar a ver las cualidades que SI tiene nuestro hijo con Síndrome de Down y amarlo así.

3. Buscar información pero no saturarse porque nos envolverá la desesperación.

4. Empezar la estimulación temprana recordando hacerla diariamente sin sobreestimular (al principio creemos que será mejor llevarlo a todos los centros de estimulación y darle todas las terapias del mundo), no hay mejor terapia que el amor.

5. No pensar que el Síndrome de Down tiene una cura; aunque al principio es algo doloroso, tendrás que aceptar que tu hijo(a) siempre tendrá Síndrome de Down.

6. No culpes a nadie (ni el doctor, Dios, tu pareja, la familia, tú o alguien más tiene la culpa de lo que les está pasando, solo fue cosa de azar) enfócate en tu hijo y en nadie más, tarde o temprano verás hacia atrás y verás que de nada habría servido saber de la condición de tu bebé antes de nacer (solo habrían sufrido pensando cosas sin sentido).

7. Consultá a un equipo médico de confianza (pediatra, cardiólogo, genetista) y realiza los estudios necesarios a tu bebé.

8. Acude a alguna asociación (informáte de todas las que hay en tu localidad), siempre es de ayuda platicar con quienes pasan o pasaron lo mismo que tu estás pasando ahora (nadie mejor que ellos para entenderte).

9. Reinventa tu futuro, no imagines un futuro oscuro, es cierto que les llevará un poco más de trabajo, pero podrán ser felices y lograr grandes cosas o tal vez diferentes, pero recuerda que nada es imposible.

10. No te aísles ni aísles a tu bebé, a partir de ahora tendrás que armarte de valor y luchar no por ti, sino por ese bebé que tienes ahora, tendrás que tener en mente una serie de respuestas para cada persona que trate de discriminarlo por tener Síndrome de Down, siéntete orgulloso de tu hijo, como lo aceptes tu lo aceptarán los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

bien aquí o en el más allá
sos alma de diamante